enero/17

Escriben este mes:  //  Correas /Gusmán /
Luzuriaga //  Montaldo /Mothe /A. Rodríguez /
/  Setton // Vitagliano //
Seguir leyendo
PIES DE IMAGEN

Una excursión a Mansilla en tiempos de Star Wars, por Miguel Vitagliano


Quienes crecieron imaginando el Año 2000 vieron en Star Wars (1977) la primera representación cinética de un holograma: una proyección tridimensional de la Princesa Leia pidiendo auxilio desde un robot. En verdad, era igual a cualquier carta de las princesas cautivas tradicionales con la diferencia que esta se veía, la invención tecnológica no había alterado el mensaje ni tampoco la disposición interior de los individuos. Un siglo antes, en 1881, Lucio V. Mansilla proponía algo muy distinto. Estaba sorprendido por los descubrimientos que había visto en la Exposición Internacional de Electricidad de París y escribía a Buenos Aires sobre las posibilidades que podrían deparar las nuevas invenciones. Vislumbraba que a partir del desarrollo del fonógrafo, inventado por Edison cinco años atrás, podrían crearse “libros fonográficos que uno oiría hablar en vez de leerlos”, o que combinando un teléfono al fonógrafo se oiría la voz del orador “a lo vivo en la tribuna misma”.
Seguir leyendo
ESCRITORES EN SITUACIÓN

Lamento por Leonard Cohen, por Yaki Setton

"I will kill you if i must,/ i will help you if i can"
"Te matare si debo/ te ayudaré si puedo"
Leonard Cohen, Historia de Isaac


Sí, somos varios los que aún nos sentimos sobrevivientes de los campos de concentración. Es más, si hemos sido contemporáneos de esos impiadosos y crueles momentos de la humanidad -a los que han seguido y siguen lamentablemente otros- o no, no tiene ninguna importancia. Porque nos preocupamos por esos crímenes como si la Segunda Guerra nunca hubiera terminado, como si los fascismos europeos nunca se hubieran rendido, como si los crematorios nazis nunca hubieran sido inutilizados.
      ¿Esto mismo le habrá pasado a Leonard Cohen cuando eligió "El lamento del partisano" como cuarto tema de su segundo disco Songs of a room (Nashville, 1969)? "The partisan" es el título que él eligió para esta canción de resistencia escrita por Emmanuel d'Astier de la Vigerie en 1943 con música de Anna Marly, y versionada al inglés por Hy Zaret tal como figura en los créditos. La había aprendido en esos campamentos de juventud típicos de la comunidad judía canadiense en su adolescencia cuando recién comenzaban a circular los testimonios y documentos de lo que había sucedido en Europa hasta casi fines del '45.
Seguir leyendo
ADELANTOS

Adelanto: Lugones. Diez poemas comentados, Graciela Montaldo



A fines de 2016 la editorial de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA publicó Lugones. Diez poemas comentados. Críticos y poetas –Daniel Freidemberg, Sergio Raimondi, Silvio Mattoni, Guillermo Saavedra, Beatriz Bignoli, Guillermo Korn, Martín Greco, Fernando Murat, Samuel Zaidman y Santiago Sylvester- eligen un poema y lo comentan.
     Son diez “prólogos” que se abren desde un poema hacia la obra y la figura de Lugones y que continúan una conversación con el prólogo de Graciela Montaldo que presenta el volumen.
    EdM da a conocer a sus lectores el prólogo de Graciela Montaldo porque está convencido de que la literatura es un diálogo que se siempre comienza.



Un poeta en el país de los desacuerdos, por Graciela Montaldo

Los grandes cambios culturales del siglo XX comienzan, en realidad, a fines del siglo XIX. Leopoldo Lugones (1874-1938) vivió durante aquellas décadas de cambios radicales en la Argentina y reaccionó contra todos ellos. También actuó, de manera decidida, e intervino en la construcción del nuevo país, que el nuevo Estado modernizaba. Escribió poesía, prosa, ensayo. Publicó en periódicos, dio conferencias, escribió discursos e interactuó con políticos. Aunque Lugones comenzó a publicar a fines del siglo XIX y dos de los libros que llamaron la atención de los intelectuales sobre su novedosa voz poética se publicaron tempranamente (Las montañas del oro es de 1897 y Los crepúsculos del jardín de 1905), la selección de esta antología comienza en 1909 con Lunario sentimental. Es el gran momento de Lugones cuando, en torno al Centenario, comienza a hacer converger su voz poética con la voz de la nación.
Seguir leyendo

Alberto Laiseca (1941-2016)



Scott: ¿Cuándo empezaste a escribir?
Laiseca: Cuando estaba en la universidad, estudiando Ingeniería Química, que me había obligado mi papá (el padre de Laiseca era médico). Después de tres años, le dije que no era lo mío. No nos hablamos por un tiempo.
    Laiseca se agita, se cansa y se aburre con facilidad. También lo cansa y lo desanima el presente, al que ve cada vez más vulgar y menos ambicioso. En eso y en su anticomunismo, Laiseca es, acaso contra lo que el espíritu de su obra declara, completamente borgeano. Sus Poemas chinos son una hermosa muestra de esa añoranza, por un mundo antiguo donde belleza y experiencia estuvieron entrelazadas. También el amor: ´No hay falta ni arrepentimiento en buscarte / solo el peligro de la impaciencia que a veces me conduce al lago / con sus espejos parlantes y risas salvajes”.
    Tal vez por ese clima de epílogo, un rato después, le hacemos esta pregunta.
Scott: ¿En qué época te hubiera gustado vivir?
Laiseca: En la cuarta dinastía egipcia.
Scott: ¿Por qué?
Laiseca: Porque ahí se construyeron las pirámides. Me hubiera gustado ser obrero…
Scott: Pero obrero de una grandeza… Porque obrero fuiste, ¿no?
Laiseca: Sí, pero no trabajé en ninguna pirámide.

Tomado de “Un obrero de las pirámides” de Edgardo Scott,
En El Ansia. Revista de literatura argentina, número 1, octubre de 2013
Seguir leyendo
NOTICIAS DE AYER

En las redes: Sobre Lorelei Williams y las particularidades del #NiUnaMenos canadiense, por Peter Mothe


Es miércoles en Buenos Aires, y en la Plaza de Mayo un océano de paraguas resiste a una obstinada lluvia primaveral. En la otra punta del continente, en Vancouver, Canadá, también llueve y la voz de Lorelei Williams también para sumarse bajo los paraguas de la Plaza.
    Pero Williams ni siquiera sabe que a 12 mil kilómetros de distancia una multitud de mujeres colman la plaza más icónica de Buenos Aires. Tampoco ha oído hablar de Lucía Pérez, la joven de 16 años violada y asesinada en Mar del Plata. Williams ignora estos hechos, es cierto, pero sus palabras conllevan un mensaje casi idéntico al que corean miles de mujeres bajo la intensa lluvia porteña. Casi idéntico -digo- porque el pedido de Williams destaca una particularidad: es que en Canadá, el Ni Una Menos subraya el componente indígena.
     —Muy poca gente fuera de Canadá sabe lo que nos está pasando —me dice Williams, mientras cae la lluvia sobre Vancouver—. A pesar de lo que muchos piensan, acá hay mucho racismo y mucha violencia de género, y las mujeres indígenas somos las que más lo sufrimos.
     Los números avalan sus dichos. Según fuentes de la policía federal canadiense, entre 1980 y 2014, 1,181 mujeres indígenas fueron asesinadas y/o desaparecidas en Canadá. El número podrá parecer menor -pensar que en Argentina solo en el 2013 hubo 3352 homicidios-, pero cuando se lo compara con porcentajes canadienses, la cifra se vuelve más impactante: es que de todos los asesinatos registrados entre 1980 y 2014, en más del 5 por ciento de los casos las víctimas fueron mujeres o chicas indígenas. Esto, a pesar de que este grupo constituye menos del 2 por ciento de la población general del país.
Seguir leyendo
ADELANTOS

Adelanto: La narración de la historia, por Carlos Correas (1931-2000)


Desde 1951 a 1959 el Centro de Estudiantes de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA publicó los 14 números de Centro, una revista señera en la formación de la nueva crítica y una nueva izquierda en el país. En sus páginas participaron Noé Jitrik, Darío Canton, Adelaida Gigli, David Viñas, Jorge Lafforgue, Ismael Viñas, Oscar Masotta, Eliseo Verón, Regina Gibaja, Halperín Donghi, Jaime Rest, Ramón Alcalde, Amanda Toubes, Paco Urondo y Juan José Sebreli, entre tantos otros.
En Revista Centro. Una antología, realizada y prologada por M.Vitagliano (publicado por EUFyL a fines de noviembre de 2016), pueden leerse desde los fragmentos hasta ahora inéditos de las primeras novelas de Viñas y Masotta a los ensayos encendidos de Verón, Gibaja y Gigli, pero también el relato de Carlos Correas que despertó la ira de los sectores conservadores, desencadenó un juicio sobre el autor y el director de la publicación (J.Lafforgue) y clausuró la revista.
     Como podrán comprobar los lectores de EdM, “La narración de la historia” de Carlos Correas es un relato extraordinario que deja entrever, en su incisiva provocación, el desafío corrosivo que esa generación iba a dejar como legado en la vida política y cultural a los que vinieran.


A Celia Durruty

1

El viernes 10 de abril de 1959 Ernesto Savid se sintió perturbado por la lectura de la revista Radiolandia y por la noticia del casamiento de un actor. No había dormido la noche anterior y ya por la mañana había decidido ir al cine Colonial, en Avellaneda; quería ver una película de ficción llamada Rodán.
Seguir leyendo
ESCRITORES EN SITUACIÓN

Sergei Prokofiev, vida de un compositor ruso. Entrevista a Nadia Koval, por Alcides Rodríguez



Graduada por la Universidad de Moscú y por la Universidad Nacional de las Artes de Argentina, Nadia Koval es una periodista y crítica musical nacida en Rusia que vive en la Argentina desde hace varios años. Ha colaborado en distintos medios como el diario La Nación, las revistas Rusia Hoy y Quid y el sitio OperaNews.ru. Ha entrevistado a músicos como Maxim Vengerov, Lisa Batiashvili, Arkadi Volodos, José Serebrier, Lydia Chen-Argerich, Christine Walevska y Sol Gabetta, entre muchos otros. Este año publicó la biografía de Prokofiev que presentamos con esta entrevista.


Es un dato notable que Prokofiev muriera el mismo día que murió Stalin, ¿tuvo algún tipo de relación con él?

En realidad hasta ahora no se sabe con precisión la verdadera fecha de la muerte de Stalin. Cuando sucedió, el gobierno soviético no se apresuró en avisarle al pueblo el hecho de que había quedado sin su ídolo.
    Por otro lado, los herederos del compositor advierten a los biógrafos que sería correcto escribir que Prokofiev falleció el 5 de marzo de 1953, el día cuando fue anunciada la muerte de Stalin.
    Prokofiev nunca trató con Stalin personalmente. Pero como la mayoría de los artistas, sufrió de la crueldad y arbitrariedad de su política. Basta recordar la famosa Resolución del año 1948, cuando los compositores Shostakóvich, Khachaturian, Shebalín, Popov, Miaskovski y Prokofiev fueron acusados de formalismo y de que sus obras eran ajenas al pueblo soviético y sus gustos artísticos. Justamente estas y otras presiones del régimen político de Stalin, lo llevaron a su muerte prematura: Prokofiev tenía sólo 62 años cuando falleció.
Seguir leyendo

Josefina Ludmer (1939-2016)




“–Para mí el mejor modo de leer literatura es leer el canon desde al anticanon o desde lo que no fue canonizado. Porque por lo general se lee desde el canon con los valores que han constituido el canon. ¿Cuáles son las premisas con las cuales leo? Primero, libertad absoluta de lectura que se basa en que uno lee lo que quiere leer. La segunda premisa es la de conectividad total. Eso suscita ciertos problemas porque la gente tiene muy interiorizada la idea de la autonomía de la literatura y su relación con un afuera en base a mediaciones. En general me dicen: “¿cómo, vos no usás la categoría de mediaciones?”. La autonomización de la literatura implica ciertos cierres de los textos sobre sí mismos que es una historia que avanza hasta el presente y cuya culminación es Borges. La mediación sería cualquier tipo de elemento que te permite relacionar una cosa con otra. Por ejemplo vos querés relacionar la literatura con la economía, con la política o con la sociedad y como son esferas diferentes necesitás elementos mediadores. El autor podría ser un mediador. De hecho en un cierto marxismo ortodoxo lo fue. Cuando trabajé sobre ciertos textos de 2000 en el Rojas (Centro Cultural Rojas, UBA), para evitar la idea de 2000 utópico y futurista pensé ese 2000 mítico como presente y aun como pasado. Yo digo: un presente es un cruce de temporalidades distintas, pasados diferentes, imágenes del futuro. Yo no trabajo con mediaciones, pero, si querés, ahí tenés un caso de mediación: los textos se relacionan con una realidad cultural por intermedio de sus temporalidades. En ese sentido yo he leído a Deleuze y soy rizomática. O sea, creo que es mucho más productivo analizar cadenas, redes, genealogías e ir siguiéndolas hasta donde den, sin pensar en categorías restrictivas como la de autor, etc.”

Tomado de la entrevista realizada por María Moreno, “El lugar de la resistencia”, Página 12, 2001


Seguir leyendo
ADELANTOS

La revista digital de SEA: Del primer escritor al último lector, por Luis Gusmán


La Sociedad de Escritoras y Escritores de Argentina ha dado a conocer el primer número de su revista digital. EdM celebra el acontecimiento –¡Ni el mismísimo Bartleby preferiría no hacerlo!- y publica uno de sus textos: la presentación de Luis Gusmán en la ceremonia en que el Senado argentino entregó a Ricardo Piglia (1941-2017) la Mención de Honor "Senador Domingo Faustino Sarmiento".


Allá por noviembre de 1991 en el hotel del Bosque de Pinamar, nos reunimos un grupo de escritores a hablar de la tradición literaria argentina. La posición de Ricardo era que Facundo era la primera novela argentina.
Seguir leyendo
APUNTES

Escritos del destierro: Adriana Amante y John Berger, por Pablo Luzuriaga


El puntapié inicial de la literatura argentina no habría sido una violación como sostuvo David Viñas, sino una pintada en un calabozo. Mármol y Sarmiento escribieron con carbón para injuriar a sus captores; el propio "Matadero" de Esteban Echeverría sería resultado de esta misma actitud de sublevación. La literatura argentina empieza, propone Adriana Amante, como una pintada. Atribuir el origen a la violación del unitario, a diferencia de esta nueva lectura, se evidencia como una interpretación contenidista, el grafiti explica mejor el origen performático; coinciden en relación a la violencia política: enfrentar a Rosas es el combustible. Esta tesis de Amante, entre muchas otras, se explica en Poéticas y políticas del destierro. Argentinos en Brasil en la época de Rosas. Un libro que dialoga con la lectura clásica que propuso Ricardo Piglia acerca de Sarmiento; en el origen hay un desvío: en el caso de Amante, el foco está puesto en el destierro y su condición dual, inestable, paradójica. Una nación para el desierto, un desierto para la nación, el ultraje, una mala traducción; en este caso: la escritura del exilio; un asunto, como dice la autora, tratado por la crítica: pero no en el caso brasileño. Mariquita Sánchez de Thomson, Sarmiento, Mármol, Alberdi, Juan María Gutiérrez, Florencio Varela, José Rivera Indarte, Juana Manso, entre otros; del lado de afuera de la comunidad, como el relato de kafka, imaginan la nación argentina.
Seguir leyendo
 octubre/16

Escriben este mes:  // Beccaria // García Curten /
Luzuriaga /V. Martínez // Molloy // Parino /
/ A. Rodríguez // Scavino // Vitagliano // Yemayel
Seguir leyendo
PIES DE IMAGEN

El otro Jack, por Fernanda García Curten

 
Anestesiados y clavados como las mariposas, concluye Roland Barthes en un pasaje de su Cámara Lúcida, cuando se refiere a los personajes que la Foto, en tanto definición de imagen inmóvil, muestra quietos: no sólo significa que no se mueven sino que no se salen.
    En la selfie tomada por el cineasta y notable fotógrafo Stanley Kubrick durante el rodaje de El Resplandor (1980) el actor Jack Nicholson -en primer plano, fuera de foco- logra a su modo salirse. O no “salir” quedándose. O interponerse, según cómo se lo mire. El personaje más borroso de esta foto es, vaya paradoja, el más definido, ya que entre otras caras que por lo general suelen moverse detrás de las cámaras, la que nos resulta más familiar -quizá la única que podemos inmediatamente identificar, incluso antes que la del propio Kubrick- es la de Nicholson. Porque, desenfocado y todo, vemos (o sabemos) que se trata de Nicholson aunque su gesto, lo que se alcanza a distinguir al menos, no aparente evocar ninguna de las expresiones más características del actor. Zanjando la disyuntiva de Hamlet, aquí Jack es y no es en una sola fracción de segundo. A pesar de que no se parezca demasiado a sí mismo, ni al brutal y alucinado Jack Torrance -Jack, otra vez, el escritor alcohólico que se muda con su mujer y su hijito a un hotel solitario en medio de las Rocallosas, como vigilante de invierno, y enloquece- a pesar de todo, decía, logramos reconocerlo, completarlo, enfocarlo mediante la suma de innumerables “fotos” viejas y siempre vívidas de Nicholson. Busco un indicio en esos ojos esfumados -fulminantes o amigables-, en el esbozo de su boca de labios juntos, y no logro precisar si efectivamente sonríe. Si me acerco demasiado lo veo sonreír, si empiezo a alejarme lo descubro serio, hasta enojado. Su cara es una máscara inconclusa detrás de la cual seguramente sonríe malévolo el auténtico, el de mirada filosa en unos ojos de abismo, el opulento y voluptuoso, el de cortesía irreverente. Nada de eso se deja ver en esta imagen difusa -ni en la conjetura de su gesto, insisto, en principio nada escalofriante- pero guardo, guardamos, ese otro saber dentro, lo que podríamos llamar nuestro Archivo Nicholson.
Seguir leyendo
ADELANTOS

Adelantos: "El Más-a-fuera de la Nación", por Silvia Molloy


Sarmiento. Diez fragmentos comentados es uno de los títulos de la colección que EUFyL, la Editorial de la Facultad de Filosofía y Letras (UBA), comenzó a publicar este año. Diez escritores –ensayistas, poetas y narradores- eligen y comentan páginas de Sarmiento, como ya otros hicieron con las “aguafuertes” de Arlt y los poemas de Lugones.
     Con un prólogo de Adriana Amante, el volumen reúne textos de Luis Gusmán, Sylvia Molloy, Adriana Puigrós, Marcos Mayer, Juan Bautista Ritvo, Javier Trímboli, Claudia Torre, Pablo Pineau, Diego Tatián y Raúl Antelo. Un abanico tan amplio y riguroso que despabila hasta la cabeza del más pelado.
    EdM ofrece como adelanto “El más-a-fuera de la nación” de Sylvia Molloy, una exquisita lectura sobre la visita de Sarmiento a la isla donde Defoe colocó a su Robinson. Sarmiento quiso ver una promesa en la isla, Molloy leyó lo que quedaba asilado y burlado en el sueño de una nación.

Al comienzo de los Viajes de Sarmiento, hay un incidente que siempre me ha intrigado. En 1845, se recordará, Sarmiento emprende un viaje desde Chile, donde se ha exiliado, rumbo a Europa. Se trata de un viaje principalmente utilitario –el gobierno de Montt lo envía en misión oficial para estudiar métodos de educación europeos–, pero este objetivo pasa rápidamente a segundo lugar. El viaje de Sarmiento es menos viaje de documentación que viaje ilustrado, de instrucción personal, viaje civilizador, semejante, en ese sentido, a la ejemplar Educación de Herny Adams de su vecino del norte: viaje en el que el educando americano se ilustra en Europa a la vez que, como representante de "estas tierras lejanas", educa a Europa sobre su región.
Seguir leyendo
MAPAS COMPARTIDOS

A propósito de The Mapping Journey Project (2008-2011) de Bouchra Khalili y del candidato Donald Trump, por Mónica Yemayel


A mediados de junio de 2016, en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, MOMA, la exhibición que domina el hall principal se llama The Mapping Journey Project (2008-2011). Su autor es Bouchra Khalili. Y su obra se basa en la travesía de ocho inmigrantes ilegales que lograron traspasar los controles de fronteras y llegar a destino. En la sala se despliegan ocho planisferios en grandes pantallas; frente a ellos un banco y auriculares. Los visitantes se sientan y escuchan cada historia. Mientras, en el mapa, se va trazando en color rojo la ruta de cada migrante. Tramo a tramo. Con detalle. Con la minucia que importa cuando se ha expuesto completamente lo que sigue de la vida. De los ocho inmigrantes ilegales no se sabe casi nada. No se ven sus rostros ni se conocen sus apellidos. Sólo se escuchan sus voces que cuentan el viaje prohibido. A menudo se los oye decir hambre, miedo, desconcierto, futuro.
Seguir leyendo
ESCRITORES EN SITUACIÓN

Bob Dylan X Bob Dylan Once veces Once, por Anselmo Parino






1.
-Bob Dylan, debes de tener veinte años.
-Eso es. Debo tener veinte.
(…)
-La tuya es una de las carreras de cantantes folk más meteóricas.
-Pero es que yo no me veo como cantante folk… No toco por todo el país. No estoy en el circuito de nada. O sea que no soy un cantante folk….Toco un poco de vez en cuando…
-Me gustaría que cantaras una canción de tu breve trayectoria
-¿Breve trayectoria?
                                                                 (Entr.radiofónica de C.Gooding, Ny, 1962)

Seguir leyendo
NOTICIAS DE AYER

Un caballero andante de la música, por Alcides Rodríguez


Hacia fines del siglo XIX el nombre de Richard Strauss comenzó a ser conocido en Europa gracias a sus poemas sinfónicos. Berlioz y Liszt habían mostrado que un poema sinfónico podía ser el camino para descubrir la naturaleza del arte musical. Otros, en cambio, consideraban que la sola idea de utilizar un texto literario para componer música era casi un sacrilegio. La obra musical, argumentaban, era algo absoluto en sí mismo. El compositor debía ir en pos de la belleza desde concepciones puramente musicales, sin apelar a ninguna fuente externa. Crear artificios basados en sentimentalismos literarios era alejar al espectador de la belleza musical. Eduard Hanslick, considerado el primer gran crítico musical moderno y profesor de estética de la música en la Universidad de Viena, era un buen exponente de esta línea de pensamiento. En De lo bello en la música sostenía que era necesario actuar desde la crítica para llevar “al campo de batalla victoriosos arietes contra la podrida estética del sentimiento”. Lejos de estar de acuerdo con todo ello, Strauss veía en las obras literarias y filosóficas la posibilidad de disponer de un abanico de ideas e imágenes que el compositor podía utilizar para elaborar un “programa” que lo guiara en la creación musical. “Para mí - le decía a su amigo Romain Rolland - el programa no es más que el motivo conformador que me permite expresar y desarrollar mis sensaciones en el plano estrictamente musical, y no, como usted cree, una mera descripción musical de determinados acontecimientos de la vida”. Había que dejar de componer de una manera exclusivamente formalista. “Realmente - le escribía al director Hans von Bülow - ya no es posible componer música de un modo puramente formal, a la manera de Hanslick; ya no habrá floreos desprovistos de todo programa, en los que ni el compositor ni el oyente puedan imaginarse nada”. Se comprende que Hanslick no dudara en salir a la arena de combate cada vez que Strauss estrenaba un poema sinfónico.
Seguir leyendo

Cuaderno LIRICO: “Un año. La literatura argentina en 1969”


Un nuevo Cuaderno LIRICO ya está dando vueltas en el mundo. Pero no es una ópera ni un fantasma, es el número 15 de la Revista de la red interuniversitaria de estudios sobre las literaturas rioplatenses contemporáneas en Francia.
   El número de 2016 que acaba de aparecer está dedicado a un año: “Literatura argentina 1969”.
  EdM comparte la salida de la edición que incluye ensayos de Julio Premat, Dardo Scavino, Cecilia González, Graciela Montaldo, Julio Schvartzman y David Oubiña, entre otros.
   Aquí se podrán leer y obtener los textos en pdf.
Seguir leyendo
ESCRITORES EN SITUACIÓN

Vida de bolsillo: Delia Ingenieros y Delia Kamia, por Miguel Vitagliano


Delia se conocía a sí misma, por eso intuía que la soledad no le pertenecía, que debía ser parte de otra. Desde que era una nena le daba vueltas esa idea, mientras inspeccionaba a las hormigas o veía trabajar al padre, José Ingenieros (1877-1925), o cuando escuchaba lo que los otros decían del autor de La simulación en la lucha por la vida. Si nada era tal cual creía percibirlo, no había razón para que ella fuera una excepción al desconcierto. Esas primeras certezas la condujeron hacia la ciencia. A los 31 años, en 1946, obtuvo su doctorado en Ciencias Naturales por la Universidad de Buenos Aires, aunque desde hacía diez años ya que trabajaba en la investigación teniendo como maestro al Dr. Bernardo Houssay.
Seguir leyendo
MAPAS COMPARTIDOS

Palabra: “Desinformación”, por Dardo Scavino


un Tzu sabía, por experiencia, que el arma más poderosa en la guerra era el engaño. Proporcionarle una información falsa al enemigo podía resultar más ventajoso que obtener alguna información verdadera sobre él. Los servicios de inteligencia terminaron llamando desinformación a esta artimaña. Y cualquier estado mayor se dota de importantes medios de espionaje para obtener informaciones útiles acerca de sus enemigos, pero también de importantes medios de contraespionaje para desinformarlo.
    Entre las obras maestras de la desinformación durante la Segunda Guerra se encuentra sin lugar a dudas la Operación Fortaleza, cuando los Aliados lograron convencer al estado mayor alemán de que el desembarco tendría lugar en Calais en lugar de Normandía. Para eso, simularon instrucciones a través de transmisiones radiales y telegráficas, pusieron falsos planes de desembarco en los bolsillos de un cadáver, recurrieron a varios agentes dobles –como el legendario “Garbo”–, y hasta montaron un escenario de tanques, aviones e infraestructura militar de utilería, destinado a engañar a los pilotos alemanes que sobrevolaron el lugar. Lograron así que la Wehrmacht concentrara el grueso de sus tropas en las inmediaciones de Calais desprotegiendo Normandía.
Seguir leyendo