julio/15

Escriben este mes: Aquindo // Blejmar /D´Iorio /
Ferrero // Figueras /Luzuriaga /
/ Senges // Vitagliano // Yemayel
Seguir leyendo
PIES DE IMAGEN

Caras y monedas. Steilos Faitakis, por Miguel Vitagliano


Las obras del griego Steilos Faitakis (Atenas, 1976) parecen dialogar con el muralismo mexicano cuando parecen recrear los modos iconográficos del arte bizantino; pero sobre todo en los momentos en que parecen colarse en las historietas y asaltan los manuales de historia para intervenir la imagen de Mao o la figura tecnológica de Nikola Tesla puesta en la hoguera junto a la quema de los libros de los nazis en lo que parece ser el arte callejero dispuesto a visitar las bienales de arte. Los murales de Faitakis se mueven entre todo lo que parecen, pero no se quedan fijos en una única forma. Contrastan a la perfección con la tensa situación político-económica que vive Grecia con la hegemonía del poder europeo: allí todo está empeñado en repetir lo mismo para disimular lo único previsible.
       Caer en “el lugar común” no es el problema, lo patético es no moverse para salir de allí. Faitakis no quiere ser un artista “comprometido”, aun cuando sus trabajos insisten en representar revueltas sociales contra el capitalismo globalizado o escenas con rebeldes palestinos. “No podría hablar sólo de temas que ofrecen una visión del mundo demasiado evidente”, dice en una entrevista con Hugo Vitrani en el diario Mediapart (23/7/2015): “Trato de buscar lo más profundo en los temas, no sé si soy particularmente bueno para hacerlo pero ese es mi objetivo y lo que me justifica como artista.”
Seguir leyendo
ADELANTOS

Relato inédito: “De la legitimidad del asno”, de Pierre Senges. Traducido y presentado por Corinne Ferrero (edición bilingüe)


Pierre Senges (Francia, 1968) es escritor, ensayista y autor de ficciones radiofónicas. En su primera novela, Veuves au maquillage (2000), un copista decide encargar su suicidio a seis viudas que lo irán desmenuzando en 499 secuencias. Desde entonces, ha publicado una decena de libros, novelas y ensayos, donde se destaca su gusto por el comentario, el enciclopedismo y la digresión. Muy señalada en el momento de su publicación, su novela Fragments de Lichtenberg (2008) es una vertiginosa reconstrucción del trabajo de los exégetas imaginarios del filósofo y matemático alemán Georg Christoph Lichtenberg, para reconstituir, a partir de los 800 aforismos del maestro, el “roman-fleuve” que éste habría quemado.
      El texto que presentamos es un fragmento de Cendres des hommes et des Bulletins, un libro aún inédito, en colaboración con el dibujante e ilustrador argentino Sergio Aquindo. El libro está compuesto por una serie de variaciones gráficas y textuales sobre un cuadro de Pieter Bruegel, Los Mendigos. Forma parte de una serie en la que Pierre Senges imagina que los personajes del cuadro son reyes y príncipes espoliados, errantes y en fuga por toda Europa durante el siglo XV: el asno es aquí motivo de una digresión sobre las ideas de usurpación y legitimidad. Las ilustraciones que acompañan el texto son algunas de las variaciones de Sergio Aquindo sobre el cuadro de Bruegel.
      Sergio Aquindo (Argentina, 1974) es autor, dibujante e ilustrador de prensa. Vive en París desde el 2000 donde colabora activamente con decenas de publicaciones de prensa, entre las cuales el periódico Le Monde, del que es un colaborador destacado. Ha publicado también varios libros, entre los cuales Les jouets perdus de Romilio Roll (2001), y el imperdible Harry and the helpless children (2012), donde reconstituye con textos e imágenes la trayectoria del sanguinario Carnicero de Clarksburg, estado de Virginia, allá por los años veinte.

Seguir leyendo
APUNTES

Los ríos profundos, de Guillermo Korn y Javier A. Trímboli, por Gabriel D`Iorio


El pasado jueves 25 de junio, en el auditorio David Viñas del Museo del Libro y de la Lengua, fue presentado Los ríos profundos. Hugo del Carril / Alfredo Varela: un detalle en la historia del peronismo y la izquierda, libro escrito de forma conjunta por Guillermo Korn y Javier A. Trímboli, con la colaboración de Julia Rosemberg, acerca del encuentro entre el cantante y director de cine peronista y el novelista comunista. La presentación estuvo a cargo de Ana Amado y Gabriel D´Iorio. A continuación, publicamos en EdM las palabras de Gabriel D´Iorio leídas esa tarde.


Los ríos profundos. Imágenes y escrituras de la cultura argentina.

Los ríos profundos es un libro por muchas razones singularísimo, un libro escrito a varias manos, las de Guillermo Korn y Javier Trímboli, desde luego, pero también las de Julia Rosemberg, que firma un capítulo del libro y fue un puntal de la investigación que sostiene muchas de sus líneas. Para presentarlo quisiera subrayar brevemente algunos aspectos del texto que llamaron mi atención y compartir con ustedes la lectura de dos o tres fragmentos.
Seguir leyendo
NOTICIAS DE AYER

Migrantes, por Mónica Yemayel


Está dormido ahora en los brazos de una mujer rescatista. Abrigadísimo, con un enterito color lila que le envuelve incluso los pies. Encima le han puesto una campera de piel marrón, y en la cabeza un gorro de lana con dibujos de ciervos y copos de nieve. Sopla el viento en el muelle de Catania, en Sicilia. La rescatista está vestida con un traje blanco hecho con algún tipo de material aislante que le cubre también el cabello; sobre la boca lleva un barbijo y en las manos guantes de plástico celestes. Con esas manos enguantadas acuna al niño que se ha salvado del naufragio. Unas horas antes, en la madrugada del domingo 18 de abril, ochocientas personas se ahogaban en el Mar Mediterráneo cuando un barco, que había partido desde Libia con un contingente de desesperados a bordo, trataba de llegar a la isla italiana de Lampedusa, la tierra europea más cercana a África. Sólo veintiocho pasajeros se salvaron. El niño con el gorro de ciervos es uno de ellos. La información que acompaña a la fotografía no dice si sus padres han muerto, tampoco de qué estaban escapando: si de la guerra civil en Siria, en Iraq o en Libia, de los fundamentalistas religiosos de Afganistán, del régimen esclavista de Eritrea, de la pobreza extrema o del hambre a secas. Esos son los motivos que explican el actual desplazamiento de 50 millones de personas, la ola migratoria más impresionante desde la Segunda Guerra Mundial. Con horror Europa observa la llegada de cientos de miles de inmigrantes, y cómo muchos otros mueren intentándolo. Las 200 mil personas que ingresaron ilegalmente el año pasado triplican el número de 2013, y para este año se esperan aún más; y los 1750 ahogados durante estos primeros meses de 2015 son ya más de la mitad que los muertos en 2014. Las primeras reacciones parecen ser más represivas que humanitarias. Los líderes políticos hablan de iniciar una guerra contra la red de traficantes de personas, endurecer el control fronterizo en el Mediterráneo y fortalecer el sistema de deportación rápido y eficaz que llaman “en caliente”. Y aunque no es oficial aún, el número de refugiados que Europa estaría dispuesta a aceptar este año llegaría a 5000, cuando solamente los sirios desplazados por la guerra civil suman más de 3 millones. ¿Será el niño de gorro de lana y ciervos y copos de nieve uno de los afortunados que ingrese en la mágica lista de los 5000? ¿Cuánto le durarán los cuidados occidentales que, por esas cosas del azar, recaen hoy sobre él? Ojalá, la suerte no lo abandone tan rápido como al otro chico, marfileño y de ocho años, que también aparece en una fotografía de los diarios de estos días: hecho un ovillo, adentro de una maleta, en el momento que es descubierto por los agentes de migraciones. Una mujer intentaba hacerlo ingresar a España por encargo de su padre, un marfileño que obtuvo la residencia en Canarias, pero al que las autoridades le negaron el permiso para su hijo. El hombre, ahora, está preso. Tal vez, haya que conformarse y creer que la suerte no abandonó al chico de la valija, que su suerte fue que lo hayan descubierto a tiempo entre la pila de ropas arrugadas; la mujer de 19 años, que recibió el encargo y la paga, no había hecho ni un solo agujero en la maleta para que el aire entrara.

Mónica Yemayel
Buenos Aires, EdM, julio 2015
Seguir leyendo
ESCRITORES EN SITUACIÓN

Twitter o la vida, por Jordana Blejmar


Durante siete meses, desde que le diagnosticaron cáncer hasta tan solo diez días antes de su muerte, la arquitecta María Vázquez (“la emperatriz punk”, “Marie” o @kireinatatemono) relató en Twitter, Facebook e Instagram, pero sobre todo en el primero, siempre sagaz e irreverente, cómo era vivir y morir de esa enfermedad. Pronto se convirtió en una sensación de las redes sociales, una mega tuitstar del Show de la Kimmy Oh, “cruel y despiadada pero decidida a triunfar cueste lo que cueste”, como ella misma se rebautizó frente al tratamiento en una nota imperdible que publicó en La Agenda.

A lo largo de esos meses Marie reclutó cientos de seguidores anónimos y, extrañamente, miles más aún después de su muerte. Tanto estos “nuevos groupies”, como los llamó una de sus amigas (otra integrante de la realeza apócrifa del ciberespacio), como los que la seguían desde los tiempos en que escribía en la revista digital Cotorra o en alguno de sus blogs, comentaban sus tweets, difundían sus mensajes “retuiteándolos” y le enviaban flores, regalos, luz y rezos varios, estos últimos algo resistidos, tratándose la convaleciente de una atea confesa.
Seguir leyendo
APUNTES

Sobre la literatura fantástica. Hipótesis, afirmaciones y sospechas, por Marcelo Figueras


Hace una semana, una amiga me contó lo siguiente. Ocurrió el día que fue a colaborar con una actividad en el Espacio Memoria y Derechos Humanos, donde antes funcionaba la ESMA. Al caer la noche, los empleados del lugar empezaron a guardar sus cosas y comentaron que convenía estar afuera antes de las nueve, porque a esa hora "salían todos". Nadie dio explicaciones, pero a mi amiga le quedó claro que, cuando decían "todos", no se referían al resto de los empleados. Más bien hablaban, con naturalidad, de los espectros del lugar.
       Mi amiga es escritora y, sospecho, me contó esto porque piensa utilizarlo en su próxima novela, que será —me lo confesó— "una de terror". Y yo se los cuento a ustedes porque creo que ese futuro libro, como otros pocos que florecieron en este tiempo, representa un signo de salud.
      Durante los últimos cuarenta años, la mayoría de los escritores argentinos hizo lo mismo que los empleados del Espacio Memoria y salió de la literatura antes de que diesen las nueve. El imperativo era rajar antes de verse obligados a acercarse a los espectros, a confrontarlos, a interrogarlos. Buena parte de la crítica apoyó esta huida, acuñando un dictum: si el relato no trasciende la burbuja del yo del escritor y se la hace difícil a los lectores, es bueno. Y las grandes editoriales optaron por el laissez faire, porque vender autores argentinos no constituía una prioridad. ¿Para qué preocuparse, cuando sus ganancias estaban aseguradas por los próximos Follett, Coelho y compañía?
Seguir leyendo
NOTICIAS DE AYER

La Fiesta Nacional del Mellizo, por Pablo Luzuriaga


Los mellizos Orellana
Joaquín Morales Solá escribió el domingo 12 de julio: “La segunda vuelta en la Capital es un absurdo político difícil de entender desde la política práctica. Opositores se disputan entre ellos una elección que está ganada de antemano por la oposición”. En consonancia con su columna del miércoles 8: “La oposición, el aliado ideal del kirchnerismo”, adjudica al radicalismo en especial, y a la oposición en general, toda responsabilidad por la derrota electoral que se avecina para “ellos” a nivel nacional. Como si se tratara de un match en el que no les van a ganar, sino que se dejarían ganar. Errores no forzados.
     Macri se empecinó con que Larreta fuera su sucesor en capital, de ir a internas con Lousteau hubiese perdido, sólo Michetti podía ganarle. Se cavó su propia fosa; inventó un aliado a nivel nacional que habla mal de su gestión. El radicalismo compuso una novísima disciplina política: una anticampaña electoral con el rostro de Lousteau. Entre líneas, la actitud de Morales Solá fue admonitoria. Durante esos días sus columnas se dedicaron a impartir retos. Con el líder radical se mostró particularmente duro:

Seguir leyendo
 Abril/15

Escriben este mes: Andradi // Bruzzone /
/ Chevillard /Ferrero // Kohan Ezquenazi /
/ Laurencich  /Luzuriaga //Macmillen /
Negroni // Rodríguez // Vitagliano /
Seguir leyendo
PIES DE IMAGEN

Bienvenidos al tren. Mike Brodie y Dardo Scavino, por Miguel Vitagliano


Viajes en tren por Estados Unidos. Jóvenes rebeldes lanzados a la aventura viviendo a la intemperie. Mike Brodie (Arizona, 1985) fue uno de esos hobos entre 2004 y 2008. Recién había terminado la escuela secundaria cuando comenzó ese viaje de 50.000 millas escondido en los vagones de trenes de carga. Compró una Nikon F3 con el dinero obtenido como voluntario de prueba de un remedio contra la artritis. De las 7000 fotos tomadas en sus viajes, seleccionó una serie para su libro A Period of Juvenile Prosperity, publicado en 2013 por Twin Palms. El título es irónico y subraya aún más el diálogo con el ensayo de Dardo Scavino (Buenos Aires, 1964), La fuentes de la juventud. Genealogía de una devoción moderna, que Eterna Cadencia publicó semanas atrás. Irónico, porque definir la juventud como “un período” implica concebirla como un estado pasajero al que se deja atrás para acceder a la instancia superadora de la madurez, el momento previo a ser parte de la majoritas “responsable” que mira “los años locos” de la ilusoria “prosperidad” de la minoritas. Ese fue el pensamiento generalizado hasta fines del XVIII y principios del XIX, en que irrumpió, sostiene Scavino, otra concepción: la de la juventud dispuesta a alterar un orden que reconoce esclerosado. Una minoritas que no considera que su evolución será convertirse en majoritas; al contrario, asume su evolución en la búsqueda de alternativas que la alejen de ese camino.
Seguir leyendo
RELATOS

Relato inédito: Nítidos progresos, por Eric Chevillard (traducción de Corinne Ferrero)


Eric Chevillard (Francia, 1964) es uno de esos autores para los que la escritura funciona como un campo de exploración. Publicó su primera novela, Mourir m´enrhume, en 1987, y los críticos reconocieron en ella ciertos ecos de Lawrence Sterne. Desde entonces ha publicado más de veinte de libros, pero este relato es lo primero que se traduce al español.
     Desde 2007 lleva un blog, L´Autofictif, donde escribe a diario al menos dos líneas.
     Corinne Ferrero (Pau, Francia) ha realizado, especialmente para EdM, la traducción de este relato.
    El relato se publica en ambas lenguas.


Fue muy repentino. Advertí un progreso asombroso de mi inteligencia. Cuestiones atinentes tanto a la condición humana en general como al secreto de mi propia persona, y que hasta ese día ni por sombra había podido dilucidar, se esclarecieron de golpe. De golpe, accedí a una comprensión superior.
    Sin embargo, yo no había introducido cambio alguno en la conducta de mi existencia. No estaba sacando in fine provecho de un largo y paciente estudio. Y nada veía tampoco que pudiese relacionarse con las vicisitudes de mi vida. Muchos sostienen que ciertas adversidades producen efectos fulminantes sobre nuestra natural complexión, que se rasga un velo, que revelaciones íntimas se producen.
Seguir leyendo
ESCRITORES EN SITUACIÓN

FILBA NACIONAL: Olmedo, por Félix Bruzzone


El FILBA NACIONAL 2015 se realizó en Mar del Plata. Veinticinco escritores de todo el país fueron convocados a distintas actividades que se desarrollaron en lugares bien dispares: en el Museo MAR, en la playa, en los rincones de un teatro vacío, en una sala del Club de Pescadores que parecía internarse en el mar… Una de las actividades en las que participó Félix Bruzzone (Buenos Aires, 1976) fue la de escribir y leer un texto sobre algún personaje fallecido en Mar del Plata y a él le asignaron al cómico Alberto Olmedo (1933-1988)

Hay algunos monumentos a Olmedo dispersos por ahí. Uno acá en Mar del Plata. Uno en Buenos Aires. Otro en Rosario. Quizá haya más. La memoria de un pueblo casi siempre se convierte en monumento. A veces, a pesar de ese pueblo. No creo que sea el caso de Olmedo, pero por qué no dudar.
    Fuimos muchos los que no vimos las gracias de Olmedo y los que nunca dijimos qué genio. Puede parecer increíble, pero así fue. 
Seguir leyendo
MAPAS COMPARTIDOS

La marea de Las olas del mundo, por Alejandra Laurencich



Alejandra Laurencich (1963) cuenta la historia de cómo escribió su novela Las Olas del mundo, que acaba de publicar la editorial Alfaguara. Es fundadora y directora de la editorial La balandra, y publicó el volumen de cuentos Coronadas de gloria (2001), Historias de mujeres oscuras (2007), y los cuentos Lo que dicen cuando callan (2013)


(De cómo una historia de ficción tardó casi un cuarto de siglo en tomar su forma definitiva).

uando a mis 26 años me presenté en el taller de Liliana Heker para comenzar a tomar clases, ella se sorprendió por mi aspecto, según cuenta. Dice que esperaba a una vieja tenebrosa, como la que puede hallarse en la novela Rebecca, de la escritora británica Daphne du Maurier. ¿La razón? En la entrevista telefónica previa a nuestro encuentro, cuando Liliana me preguntó a qué me dedicaba, yo respondí muy seriamente que era “ama de llaves”, pues no encontré mejor definición para hablar de lo que me proporcionaba ingresos por aquella época: cuidar de la casa de una amiga que se había ido a vivir al extranjero, con la vieja tía de mi amiga incluida. Pero en ese año 91 yo tenía el pelo cortado en forma asimétrica y teñido con henna, usaba pantalones estampados, y calzaba borceguíes más cercanos a la moda punk que a los mocasines de señora mayor.
Seguir leyendo
NOTICIAS DE AYER

Incendio cósmico, por Pablo Luzuriaga


En la larga tradición de las metáforas topográficas, entre las que cuentan la caverna, el supuesto edificio de Marx y el panóptico de Bentham; se conocen las que propuso el más grande divulgador científico de la historia: Carl Sagan, en la serie Cosmos, mostró a la nave de la imaginación y al calendario cósmico como figuras para pensar al espacio y el tiempo. La nave viaja del micro al macrocosmos; la imagen visual del calendario dibuja, en el espacio de un año, la historia completa, desde el big bang hasta el día de hoy: vivimos el presente en el último instante del 31 de diciembre, justo cuando se está por hacer 1 de enero. El origen del universo aparece en el momento inmediato anterior al primer día del año cósmico. De ese modo, un minuto son treinta mil años, una hora del calendario corresponde a un millón ochocientos mil años y un segundo, a quinientos años. La historia moderna tiene lugar en el último segundo del último minuto del 31 de diciembre del año cósmico. Un cuarto de hora atrás, nos cuenta Carl Sagan, descubrimos la manera de manipular el fuego. Por fuera del año cósmico, en la Patagonia, hace apenas un mes, el 1 de abril pasado, la lluvia apagó el incendio forestal más grande de la historia argentina.
Seguir leyendo
POEMAS

Poema Inédito: “Adiós, muñeca”, por María Negroni


Con María Negroni (Rosario, 1951) sucede algo que sus lectores no dejan de celebrar: la constante sorpresa en un movimiento que nunca se apresura. En sus relatos, ensayos y poemas, la noche y el sueño son una constante que dialoga en susurros con su apellido. En “Adiós, muñeca” el susurro elige el policial “negro”, y acaso también la sala oscura de un cine.


Adiós, muñeca


                      —Shut up and deal!



se encuentran en un cruce
             entre algo que no existe
y algo que olvidaron

ella quiere saber
What is a man
Seguir leyendo
APUNTES

Eppur si muove, sobre la reciente aparición de la revista Humo, por Sebastian Kohan Esquenazi



Hace muy pocos días vio la luz una nueva revista. Una revista llamada Humo, de crónica y ensayo, cuyo primer número piensa y vive los medios de transporte, la movilidad, las estaciones, los puertos, los pueblos, los barrios, las grandes urbes y la vida del espíritu. Y todo lo demás también.

“Un Galileo viejo, barbudo y enfermo se retracta ante el tribunal de la inquisición romana de sus posturas a favor de la teoría copernicana y pronuncia, por lo bajo, la frase eppur si muove”. Esa frase es el subtitulo del título de una revista que hace pocos días vio la luz y que tiene la suerte de llamarse Humo. No todas las revistas se llaman Humo, incluso, quizás, ninguna. Y si es verdad que lo que empieza bien, termina bien, entonces esta revista no tiene desperdicio. Eppur si muove. Pero se mueve. No tengo claro aun por qué se llama Humo. El prólogo lo explica y en la presentación, que se realizó hace pocos días en la Casona de Flores, fue tema de conversación, pero aun así, no tengo claro por qué se llama Humo. Son ustedes, sin embrago y por lo tanto, libres de averiguarlo, yendo prestos a la librería más cercana a pedir por favor un ejemplar de esta joyita que se va a agotar más rápido que el humo de un Marlboro rojo.
Seguir leyendo
NOTICIAS DE AYER

100 cellos en la Biblioteca Nacional, por Alcides Rodríguez


Convocados por el cellista, director y compositor Claudio Peña, en noviembre de 2014 cien cellistas y algunos contrabajistas se reunieron en la explanada principal de la Biblioteca Nacional en Buenos Aires para ejecutar un concierto de improvisación dirigido por el propio Peña junto a los compositores y directores Martín Liut y Marcelo Delgado, especialmente invitados para la ocasión.

Esta fue la más tranquila y consciente de las convocatorias que hicimos” dice Claudio Peña, comparándola con el vértigo que envolvió las dos anteriores, en 2010 y 2013. No es poco cuando se habla de improvisación musical, sobre todo teniendo en cuenta el número de convocados. Si bien se sabe que en esta clase de conciertos los directores suelen tener una idea general de lo que van a hacer, la pregunta es inevitable: ¿cómo se dirige una improvisación con semejante ensamble, compuesto de músicos de todas las edades con grados diferentes de formación, que no se conocen, no se han visto ni escuchado nunca antes, que se han juntado tan sólo una hora y media antes de la función para ensayar una obra que nadie conoce ni sabe cómo va a sonar? Un tiempo antes del encuentro Peña envió a los cellistas un video en el que explicaba una versión simplificada del sistema de señas fonomímicas que utiliza para dirigir las improvisaciones del ensamble Arre!, un octeto de cellos creado y dirigido por él (ver EdM, Entrevista a Claudio Peña, director de Arre!, agosto de 2010). Durante el ensayo previo se acordaron códigos con los directores, se practicaron las señas y se ajustaron los últimos detalles mientras el público se concentraba en la explanada de la Biblioteca, dispuesto a escuchar un concierto que, en palabras de Peña, “brota de una simbiosis o inconsciente colectivo musical, que siempre es resultado de un proceso de música en vivo”.
Seguir leyendo
ADELANTOS

Un adelanto de Mi Berlín. Crónicas de una ciudad mutante de Esther Andradi


La escritora y periodista Esther Andradi, asidua colaboradora de EdM, llegó a Berlín en 1983 y se quedó durante más de veinte años, viviendo como corresponsal extranjera. Mi Berlín reúne una serie de crónicas que ha ido publicando en distintos medios a través de los años. “El hundimiento de ´Amor´” se publicó en Diario Expreso, de Perú, en 1983. Crónicas sobre la vida cotidiana, sobre las cosas que los ojos huelen y los oídos miran pero que corren fugaces al olvido. En aquellos días, con la Guerra Fría en todas partes y el Muro ante los ojos, la ciudad de Berlín, cuenta Andradi, “no tenía ningún interés para los medios de comunicación. Para mí sin embargo fue un destino privilegiado: en menos de veinte cuadras a la redonda sentía respirar la historia”.
   Mi Berlín. Crónicas de una ciudad mutante ha sido publicado por el sello español Mirada Malva.

El hundimiento de “AMOR”

Aunque suene a nombre de gaseosa, el Spree es antes que nada uno de los ríos que surcan Berlín. Y como la naturaleza nació antes que la geopolítica, resulta que este río se cruza y regodea en mil meandros de un lado al otro. Quiero decir de Berlín Occidental a Berlín Oriental que son algo así como "dos en uno", según diría una propaganda. Pero aquí la cosa es más complicada, porque el Spree pertenece a la República Democrática Alemana -(RDA)- y para que los berlineses occidentales tengan derecho a usarlo, la República Federal Alemana -(RFA)- debe pagar una especie de cuota anual a la RDA. Algo así como un alquiler, pero que no es tal, porque si una alquila una casa, el dueño no tiene derecho a usarla, pero con el Spree sí. Entonces puede ser que una vea dos barquitos berlineses -con diferentes banderas, claro está- surcando las mismas aguas, pasando bajo los mismos puentes... Cosas de la fantasía geopolítica, corriente tan imaginativa que deja corta a la literatura.

Seguir leyendo
APUNTES

Palabanzas, por Daniel Macmillen


  “No se puede discutir con una canción” 
Maurice Bloch 

En política las palabras suelen compartir el destino de las personas. Algunas son cortejadas y lisonjeadas todo el tiempo, otras sufren diversos grados de desgaste, y otras son penadas con el exilio.

El poder se aferra a la palabra. Imponer vocabularios es, en parte, imponer la realidad.

La trascendencia política de los términos no es un descubrimiento moderno. En Las Analectas, el alumno Tzu-lu le pregunta a Confucio qué sería lo primero que haría si tuviese la oportunidad de gobernar. El maestro responde: “rectificar los nombres.”

Desde la antigüedad hasta nuestros días, el poder siempre busca el servicio de los rectificadores de nombres. Orfebres del idioma, ellos movilizan metáforas y metonimias, forjando discursos y comunicados para construir glosarios oficiales.
Seguir leyendo
 Febrero/15

Escriben este mes: Bener /Bonifatti /
/ Consiglio // Devia // Ferrero // Greco /
Luzuriaga // Rivero // Rodríguez // Ronsino /
/ Scavino // Vitagliano /
Seguir leyendo