Fogwill (1941-2010): siempre lejos del lugar común, por EdM


Hace unos meses el suplemento Babelia (17/04/2010), de El País, España, reunió comentarios de distintos autores. Habían pedido que ofrecieran “sus consejos a todos aquellos que pretendan adentrarse en el mundo de la ficción” y a aquellos que quisieran vencer el llamado terror de “la página en blanco”.
    Sin duda que este comentario de Fogwill no fue el último que escribió, aunque acaso sea el primero que sigamos leyendo:

“El de la página en blanco es un lugar común tributario de la mitología del artista, su padecer, sus sacrificios. Mallarmé, en su Brise Marine lo llevó al extremo, con una ironía que pocos advierten: en el poema la página en blanco es restaurada hasta recuperar su materialidad de "vacío papel que defiende su blancura" y se suma a "los viejos jardines hechos para mostrarse", "la claridad desierta de la lámpara" y a "la joven esposa que amanta su bebé" como formando el todo repudiable de la vida burguesa. Su consejo a los que temen a la página en blanco es enfrentar a la tormenta, naufragar y perderse hasta poder "atender-entender" el canto de los marineros. Tenemos la cabeza llena de cantos de marineros, campesinos, soldados y maestros de la lengua: escuchémoslos y dejémonos de mariconerías domésticas como los triviales ritos del escritor que cree temer a la hoja en blanco cuando lo acosa una deplorable blancura mental.”

EdM
Imprimir

No hay comentarios:

Publicar un comentario